Hoy seguimos profundizando en la habilidad de PRESENTAR o hablar en público y con este post cerraré este ciclo de vídeos de la MarcaPro. He tomado 3 conceptos de mi curso online ¡HE DICHO! Cómo hablar en público y conectar con tu audiencia y tienen que ver con el qué hacer antes, durante y después de una presentación.

 

¿Qué hacer antes de una presentación? Mi recomendación enfática es que por favor duermas bien, se nota en la cara de una persona  cuando ha dormido bien o no, procura descansar, el descanso es lo que hará que estés dispuesto físicamente para hacer una buena presentación. A veces veo ponentes o profesores con ojeras y con mal aspecto físico en general, quiero decir, se nota en su cara cansancio, estrés, mal humor, desarreglados, despeinados, no digo que tener el pelo desarreglado sea malo porque incluso puede ser parte de tu estilo, lo que digo es, que recuerdes que tu cuerpo es el empaque de tu mensaje y es muy importante que esa primera impresión sea buena para poder tener el impacto que deseamos. Tu mensaje debe tener una carga de energía, que la gente sienta que le estás tocando, que tu mensaje llegue y para que esto suceda antes que nada necesitas descansar y dormir muy bien. Hay más recomendaciones que comparto en el curso: !He dicho!, pero esta es la principal. El día anterior a la presentación, no puedes acostarte a las 2 o 3 de la madrugada. Si esto te suele suceder, te recomiendo que cambies el hábito porque realmente se nota, puede que la gente no te lo diga, pero sí que lo notan.

 

¿Qué hacer durante la presentación? En un post anterior hablamos de la glosofobia, del miedo de hablar en público. Con respecto a esto, la experiencia me ha enseñado que, por defecto, en tu audiencia tendrás cierto número de personas a las que no les caes bien, de hecho se dice que no le caes bien al 10% de tu audiencia. Así que quédate tranquil@ con el tema, por estadística es así, si tienes una presentación ante 100 personas, posiblemente a 10 de ellas no les caerás bien solo por como te ves, como caminas, como hablas, por lo que dices… Así que en vez de enfocar tu energía en esas 10 personas que están mirándote mal, haciendo caras, con ganas de dañar tu presentación, de alzar la mano y quedar como protagonistas, enfócate en esas personas, que sí están recibiendo tu mensaje. Una de las razones por las cuales las personas sienten miedo o nervios al hablar en público es empezar a ver las caras de la gente y ver a esos 10 dispuestos a entrar al ataque. Te digo que no pasa nada si entran al ataque, tú tienes un mensaje y un punto de vista y todo punto de vista es debatible.

 

Siempre que hacemos una presentación, expresamos conceptos que son validados y reales, pero también expresamos opiniones y estas son todas debatibles, porque todos pensamos de manera diferente. Si notas que no le caes bien al 10% de tu público, enfócate por favor en el 90% restante que es realmente por quienes haces lo que haces. Que generes molestia en parte quiere decir que te está yendo bien. El día que tengas algo para decir y no despierte en algunas personas incomodidad es porque no has dicho nada realmente, así que no busques tratar de caerle bien a todo el mundo. Si estás en el mundo de la formación debes saber que no estás allí para que la gente te quiera, sino para transformar sus vidas y a veces eso hace que caigas mal, que la gente te mire raro que debata consigo mismo porque no acepta una verdad que le has dicho en su cara y le ha llegado como una bofetada.

 

Recuerda, debes de buscar generar un cambio en la vida de las personas, si por eso caes bien pues fenomenal y si por eso caes mal, pues también. Recuerdo una experiencia que tuve en un pueblo de Madrid, donde había una persona que se notaba bastante incómoda con mi presentación, podía verlo en su miraba y gestos de desagrado, de repente, en algún momento dije algo que sencillamente esa persona no soportó, así que se levantó de su silla, me dijo un par de cosas y salió de la sala. Lo que he aprendido con la experiencia es que no pasa nada si esto ocurre, es aprendizaje. Así que, durante la presentación, enfócate en aquellas personas que desean recibir tu mensaje, a las que causas un impacto en sus vidas, no en aquellas que se resisten a recibir tu mensaje porque sencillamente no pueden aplicarlo para sí.

 

¿Qué hacer después de la presentación? Deja espacios para preguntas y respuestas, la gente quiere saber más. Un día estuve en una presentación y una de las condiciones del ponente era que no se permitían preguntas, así que dio su rollo y no respondió a ninguna pregunta. Eso desde mi punto de vista es un gran error, siempre tiene que haber espacio para las preguntas, la gente necesita saber más y normalmente la duda de una persona es la duda de muchas, esto ayuda a que todos crezcamos con la respuesta. Me he encontrado en clases en donde resolver una duda específica es lo que más recuerda una persona de las 10 horas de formación que imparto, aún por encima de toda la información, plantillas, estructuras, preparación del mensaje… solo por esa pregunta para esa persona ha valido la pena la charla.

 

Así que por favor no te de miedo abrirte a las preguntas, si eres una persona experta en lo que haces tendrías que hacerlo para eso te busca la gente, eso sí, limita el tiempo, 10 o 15 minutos donde la gente pueda exponer su punto de vista y tú puedas responder. Ahora, una de las razones por las que usualmente un ponente no se expone a resolver preguntas, es por la idea errónea que tiene de que debe tener respuesta para todo y no es así. Si no sabes una respuesta no pasa nada, sé sincero y di que no lo sabes, no hay problema, el problema es que queremos tener una respuesta para todo.

 

En resumen, antes de una presentación duerme bien, durante la presentación entiende que hay un 10% de tu audiencia a la que no le caerás bien así que enfócate en el 90% restante, y después de la presentación mantente abierto a preguntas y a interactuar con las personas, es muestra de tu profesionalismo, además seguro que te lo agradecerán. Te animo a apuntarte a mi curso ¡He dicho! Cómo hablar en público y conectar con tu audiencia y haz de tus próximas presentaciones una experiencia memorable tanto para ti como para tu público.

 

Vive con pasión, vive feliz.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete y recibe ahora el curso MARCA PRO:

5P´s para convertirte en un profesional de influencia

También recibirás mis actualizaciones.

Revisa tu email (incluso tu bandeja de spam) para acceder a tu curso.