Descargar podcast ¡Sin ventas no hay paraíso!

Hoy quiero compartir contigo 4 claves prácticas para vender en tu proyecto. Sin ventas no hay paraíso, sin ventas todo sueño emprendedor se viene abajo. Empiezo compartiendo una frase de Eliyahu M. Goldratt que dice: “la meta de cualquier organización es generar dinero ahora y en futuro”. Sé que esto puede sonar un poco materialista, pero en realidad cuando creamos una empresa, aun aquellas que no tienen ánimo de lucro (pero sin ánimo de pérdida), lo que deseamos es tener una ganancia. Debemos dejar de ver el dinero como algo malo, en realidad es solo la prueba de que nuestros clientes aceptan el trabajo que estamos haciendo por ellos y que a medida que generamos más valor, tenemos más ingreso por el trabajo que hacemos. Así que, si tienes algún conflicto con el tema del dinero, te recomiendo que lo trabajes porque emprender tiene que ver con agregar valor y que por ese valor tengamos una retribución económica para poder seguir moviendo la idea. Recuerda, la meta es generar una ganancia ahora y en el futuro.

Emprender va de vender, de cambiar nuestro mindset y tener una forma de pensar de cara al cliente, entender que, si no tenemos estas ventas, no tendremos cómo hacer que nuestro negocio salga adelante. Hoy quiero compartir contigo estas 4 claves para hacer que nuestro negocio se mueva y venda, y que perdamos esos miedos de una vez por todas.

  1. Entiende la diferencia entre venta y marketing: el marketing es importante porque es la forma como atraemos más clientes, pero no necesariamente hacer marketing nos dará más ventas, porque podemos gastarnos mucho dinero haciendo marketing y al final que la venta no se produzca. Así que yo te recomendaría que des mucha más importancia a la venta que al marketing, es decir, no estoy diciendo que el marketing no sea importante, pero la venta es lo que realmente hace que tengamos clientes fidelizados y dinero en caja. Así que aprende a vender. Es mejor tener 100.000 dólares en la cuenta que 100.000 seguidores en twitter. Tener seguidores está muy bien, pero si no tienes dinero en la cuenta, si no tienes cómo mantener ese proyecto y no tienes cómo comer de tu proyecto, al final, da igual cuántos seguidores tengas en twitter. Así que anímate a trabajar para que la venta sea primero que el marketing y que uses el marketing obviamente para mejorar tus ventas.
  2. Ten presente que emprender es vender: tenemos que cambiar el concepto que tenemos de la venta, cuando pensamos en venta muchas veces creemos que es algo malo, como si quisiéramos aprovecharnos de la gente, como si quisiéramos robarles o timarlos, no, vender en realidad significa servir, estar en la capacidad de llegar a más personas, que realmente podamos solucionar un problema, una necesidad puntual con algo que hemos vuelto producto. Así que piensa, ¿qué problema puedes solucionar a través de tu producto o tu servicio, y de qué manera puedas llegar a más personas y vender de manera natural ese servicio? No se trata de esforzarte vendiendo algo por lo que no tienes pasión, en lo que no crees, se supone que, si has emprendido un proyecto, cualquier cosa que vendas a través de él, lo harás de manera natural, porque es algo con lo que estás convencido que puedes ayudar a otras personas. Recuerda, lo primero que tienes que tener es la convicción de servicio y que cada vez que vendes, en realidad lo que estás haciendo es sirviendo a las personas, generando valor a través de lo que haces. Si te sientes obligado a hacer una venta, te costará mucho más trabajo cerrarla, además los clientes se han vuelto más profesionales a la hora de comprar, cuando alguien llega a comprar un coche, casi que sabe más de ese coche que el vendedor mismo. Todos somos vendedores, en nuestra casa, en nuestra familia, en nuestro proyecto, cada día en nuestro trabajo estamos vendiendo aquello que hacemos. Así que desarrollar una habilidad de venta es lo que hará que nuestro proyecto se mueva. Emprender es vender y vender es servir, es un círculo que no se acaba.
  3. Elimina la culpabilidad al recibir el pago por tu trabajo: en mi experiencia en estos años como emprendedor y en mi experiencia como coordinador del Máster de emprendedores con más de 350 alumnos a lo largo de 3 años, me he dado cuenta de que aunque hay una motivación interna en las personas por hacer algo bueno por otros, tienen algo que les bloquea y les impide estar abiertos a que les paguen por los servicios que proveen, les da vergüenza cobrar, no saben cómo dar el precio de sus productos, no se sienten lo suficientemente aptos para que la gente les pague. Yo te pido que te quites eso de la cabeza, eres emprendedor, solucionas un problema y es justo que por ese problema que solucionas las personas te paguen, porque es la manera en que ellos reconocen el trabajo que haces y el valor que les aportas. Entonces, rompe con esa idea, trabaja en tu mindset para entender que tienes que aprender a recibir. Deberíamos aceptar que el dinero como tal no tiene nada de malo y que, en realidad, es solo un amplificador de lo que eres en esencia, la gente habla del dinero como algo malo, como si tener más dinero los volviera malas personas, pero realmente lo que creo es que esa persona ya era mala, lo que pasa es que el dinero amplifica esa condición. El que es avaro, es avaro con mucho o poco, el que es generoso es generoso con mucho o poco dinero, o sea que en realidad el dinero es una herramienta que hace que eso se vea o se note más. Olvídate entonces de sentirte mal por recibir el pago de tu trabajo, enfócate en servirle a la gente y el dinero vendrá como consecuencia.
  4. El dinero es la gasolina de tu proyecto: si no te abres a la idea de que tienes que monetizar con ese proyecto a través de las ventas, sencillamente tu proyecto fracasará, no saldrá adelante, tu proyecto morirá. Lo único que hace que un proyecto sea viable en el mediano y largo plazo, es que entre dinero en caja. Que el dinero empiece a circular, que tengas motivación para seguir adelante, que el dinero que genera el proyecto de para pagar sus propios gastos. En principio tú podrás sacar dinero de tu bolsillo como capital inicial, pero al final el mismo proyecto se debe sostener, porque es necesario que ese proyecto sea autosostenible por lo menos después de esos primeros años.

Antes de terminar quiero recomendarte una película muy interesante, se llama “Jerry Maguire”, Tom Cruise es el protagonista y te ayuda a entender que es a través del “show me the money” (muéstrame el dinero), como podemos ver si el proyecto realmente vale la pena. Esta película te ayudará a entender que a veces el mundo emprendedor es un poco difícil, pero que si hacemos lo que tenemos que hacer al final tiene sus beneficios. También quiero recomendarte un libro, aparte de mi libro La marca del emprendedor (en donde recopilo y detallo con ejercicios prácticos toda la información que he venido compartiendo en estos post), que se llama “apunta a las estrellas y llegarás a la luna” de Leopoldo Fernández, un cubano español fundador de empresas como Jaztel y Telepizza. Leopoldo básicamente lo que dice en el libro, es la importancia de salir a la calle, de vender y hacer que tu dinero realmente crezca, es un ejemplo espectacular de cómo una persona, incluso a la edad que Leopoldo tiene, puede salir adelante con su proyecto. Así que disfrútalo, sácale todo el provecho para tu proyecto y para tu marca como emprendedor.

Vive con pasión, vive feliz.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete y recibe ahora el curso MARCA PRO:

5P´s para convertirte en un profesional de influencia

También recibirás mis actualizaciones.

Revisa tu email (incluso tu bandeja de spam) para acceder a tu curso.