Una de los recursos más potentes que como profesionales tenemos para causar una primera buena impresión es el famoso “discurso de elevador” o “elevator pitch”. Te parecerá absurdo pero la realidad es que muchos profesionales se sienten acorralados al no saber cómo responder ante la fatídica pregunta ¿y tú a que te dedicas? El discurso de elevador sirve para que puedas contar una historia de forma práctica en menos de 30 segundos de manera que pueda provocar emociones y crear una conexión más fuerte con los demás incluso hasta llegar a inspirarlos.

Teniendo en cuenta los tiempos que vivimos es un lujo que no te puedes dar y se hace cada vez imprescindible tener una respuesta estructurada y testada que sirva como complemento para formar tu marca profesional.

Tu discurso de elevador tiene que ser breve y cautivador, recuerdo que antes de aprender esta herramientas solía presentarme describiendo cada uno de mis títulos académicos, lo bueno que creía ser como conferencista y escritor incluso hacía gala de mi trabajo como coach y emprendedor, para mi sorpresa nada eso vendía y por el contrario resultaba aburrido y cotidiano. La razón es que estaba tan ensimismado enfocado en el yo soy… yo he hecho, que en realidad para lo único que servía era para finalizar una conversación que apenas empezaba o aburrir a mi paciente interlocutor.

Aprendí algo que quiero compartir contigo:

La gente no está interesada en lo que haces sino en lo que puedes hacer por ellos.

Después de tener esta reveladora experiencia y de probar una y otra vez diferentes enfoques pude consolidar mi discurso rápido en una frase de 1 segundo, dejándola incluso grabada para que se convirtiera en el subtítulo de mi libro Tu Marca Profesional, así que ante la pregunta: ¿Fabián, a qué te dedicas? mi respuesta era, “yo le ayudo a los profesionales a conectar su profesión con su pasión” si esta expresión dejaba a mi interlocutor con ganas de saber más, era la prueba de que el discurso funcionaba.

Así que tu discurso debe estar orientado hacia la solución que provees con aquello a lo que te dedicas, créeme cualquier trabajo es “sexy” si le buscamos algo que despierte el interés.

Te doy tres claves para que lo puedas estructura:

1.Tu discurso debe tener algo “Wow”: debe enganchar y dejar una sensación de que haces algo interesante, ojo no se trata de decir mentiras, por ejemplo tuve una alumna que se dedicaba a la limpieza y su discurso Wow era que ayudaba a crear ambientes agradables y limpios.

2. Tu discurso debe mostrar el “How”: Aquí debes explicar cómo lo haces, a través de tu trabajo o profesión, es el mecanismo que utilizas para lograrlo. Siguiendo con el ejemplo de la limpieza, esta persona decía que utilizaba productos biodegradables y con soporte tecnológico con lo cual podía garantizar un trabajo en menor tiempo y mayor calidad.

3.Tu discurso debe ilustrar con un “Now”: por ultimo debes dar algún ejemplo para demostrar lo que acabas de decir, para cerrar el discurso de la limpieza decía por ejemplo nuestra compañía es la encargada de limpiar los cristales del edificio the gherkin” de Londres.

¿Qué te parece, Wow, How y Now?

¡Ahora es tu turno!

*Imagen de aecindustrymarketing.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete y recibe ahora el curso MARCA PRO:

5P´s para convertirte en un profesional de influencia

También recibirás mis actualizaciones.

Revisa tu email (incluso tu bandeja de spam) para acceder a tu curso.