Hoy quiero hablar de la necesidad de ser influyentes, creo que es la cumbre de cualquier profesional de excelencia,  Jhon Maxwell lo define mejor cuando dice que liderazgo es simplemente influencia.

Considero que la influencia puede ejercerse incluso en pequeños grupos o aun en una sola persona y todos tenemos el potencial de ser influyentes, de hecho creo que de alguna manera hemos sido influyentes en algún momento de nuestras vidas.

Para cerrar nuestro ciclo de la pirámide de las necesidades profesionales, planteadas en detalle en artículos anteriores, pasamos al tercer nivel, la Influencia.  Mi propuesta se basa en cuatro aspectos, los cuales considero preponderantes y básicos, que los profesionales de hoy deben saber:

Aprender a hablar en público y estar en la capacidad de conectar con su audiencia, lo digo y lo repito, la habilidad número uno que debe tener quien quiera liderar cualquier cosa, debe ser su capacidad de comunicar, cuanta falta nos hace en nuestras escuelas y universidades dotar a los estudiantes de esta especial habilidad, todo el mundo la necesita, ¡he dicho!

Publicar sus ideas o mejor aun escribir su propio libro, imagínate esa idea que tienes archivada desde hace tiempo, pueda ver la luz del sol, publicada en un blog o mejor en un libro, que puedan leer cientos de personas,  creo que todos tenemos algo que compartir, creo que todos tenemos un libro dentro, anímate, por lo menos tu testimonio de vida seria digno de compartir.

Crear valor a través de un proyecto de negocios o un producto, esta creo es la mejor manera de agregar valor a otro, creando algo, satisfacer una necesidad, en términos de negocios la pregunta no debería ser cómo puedo hacer más dinero?  La pregunta debería ser como puedo agregar más valor a otros?  El dinero viene como consecuencia.  Así que  ¡Start Up ahora!

Aprender a ser mentores y saber trabajar en equipo:  nada que de mas satisfacción que el hecho de crear un legado, de sembrar una semilla en medio de la gente que te rodea, ser un mentor que orienta y que enseña con el ejemplo, aquel mismo retrato que teníamos de Martin Luther King cuando afirmaba ¡yo tengo un sueño!  Creo que esa imagen de influencia nos anima a pensar que cuando tenemos una profunda convicción en lo que hacemos podemos mover el mundo.

Amigos, si podemos ejercer influencia, hemos completado nuestro ciclo y hemos llegado al nivel donde queremos llegar, afirmando por cierto de que se trata de un proceso de crecimiento continuo que en realidad nunca termina, creo que como lo planteaba Maslow, es el lugar para la Autorrealización, de entender que al final no se trata de ti, sino de los demás.

 

Autor:  Fabián González H.

Equipo G&G Coaching

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete y recibe ahora el curso MARCA PRO:

5P´s para convertirte en un profesional de influencia

También recibirás mis actualizaciones.

Revisa tu email (incluso tu bandeja de spam) para acceder a tu curso.