Te has preguntado alguna vez, ¿cuál es el impacto real que tiene el mundo 2.0 sobre tu marca profesional? Puede que nunca se te haya pasado esa pregunta por la mente, pero te la planteo precisamente para insertarla en tu mente y empiece a inquietarte desde ahora.

Lo creas o no la tendencia creciente de toda la jerga 2.0 cada vez más afecta de manera positiva o negativa nuestra imagen y reputación online. De hecho no saberlo puede dejarte automáticamente en una situación de desventaja. Ha sido tanto el énfasis que se le ha dado al concepto 2.0 que casi podríamos confundirlo con el personal branding.

Con relación a esto tengo que decir de manera enfática, un inconveniente verdad:

El mundo 2.0 y la marca personal no son lo mismo. De hecho el “personal branding” existe mucho antes de que el mundo dos punto cero saliera del anonimato.

Dicho esto, tengo que admitir que el gran acierto del mundo 2.0 ha sido que le ha puesto un “turbo potenciador” a la construcción y visibilidad de nuestra marca y esto lo convierte en un aliado estratégico excepcional, no solo por su bajísimo costo sino por la facilidad de manejo de las herramientas siempre en proceso de mejora. Amigos bienvenidos a la “fase beta perpetua”; bienvenidos al mundo colaborativo; bienvenidos al mundo de Marca Profesional 2.0.

¿Pero qué es esto de 2.0? Si tuviéramos que utilizar una palabra que describa este concepto, esa palabra sería -interacción-, pero interacción en un nuevo nivel, aquel en donde lo que piensa y dices puede transcender hasta salirse de tu control.

Y si tuviera que quedarme con dos herramientas claves para empezar ya mismo a darle visibilidad a tu marca esta serían las mías: un blog personal y un perfil en las tres redes sociales de mayor uso (Facebook, Twitter, linked In). Así de simple y claro.

Un blog personal (ojalá con tu nombre como dominio) te servirá para alojar allí quien eres, tu trabajo y como sirves a los demás con aquello que haces, es la manera en cómo te comunica con el mundo de manera online. Un blog es la C.V del futuro. Por cierto, no olvides incluir imágenes que sugieran aquello a lo que te dedicas.

Por otra parte tus redes sociales te ayudaran a canalizar y a promover tu mensaje con tu audiencia y al mismo tiempo a tener feedback para ir mejorando. Te sugiero utilizar una fotografía profesional y que sea la misma en todas las redes. Sé que me dirás – Fabian pero Facebook lo uso para hablar con mis amigos y es algo muy personal, déjame contarte un secreto, la línea entre lo personal y profesional existe cada vez menos, así que no asumas ese riesgo innecesario. No hay nada más convincente en una marca que la coherencia, así que si llevas una doble vida, mejor ni te aparezcas por las redes.

Por último, recuerda algo muy importante: tu blog y tus perfiles en redes, son en realidad tu versión virtual, eres tú mismo de manera online, así que más vale que seas intencional y tengas algo interesante para compartir. De nada serviría tener un micrófono para hablarle a una larga audiencia si no tienes nada que decir, pues bien, las redes sociales y el blog son realmente un altavoz de tu mensaje, por favor no lo desperdicies.

Ahí lo tienes, ¿quieres construir una marca profesional 2.0?, ¿estás dispuesto a ponerte en marcha en las próximas 48 horas con tu blog y tus perfiles en redes? La respuesta está en tus manos y ahora es tu turno.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete y recibe ahora el curso MARCA PRO:

5P´s para convertirte en un profesional de influencia

También recibirás mis actualizaciones.

Revisa tu email (incluso tu bandeja de spam) para acceder a tu curso.