Descargar el podcast

Algunas expresiones muy comunes entre quienes quieren emprender son: “uf, es muy difícil emprender, eso es muy complicado, ya lo he intentado y no he podido, hay que saber de todo, hay que saber de finanzas, de operativo, de servicios, de cliente, de relaciones humanas, de inteligencia emocional”, te digo algo, es verdad que ser emprendedor requiere de mejorar ciertas habilidades, que quizás no consideramos necesarias, pero también es cierto que todas estas habilidades que aprendemos, nos ayudan a ser mejores personas y por lo tanto mejores emprendedores.

Hay muchas cosas que hacemos dentro de nuestro proyecto que no nos gustan y hay algunas que nos gustan más que otras. El punto es que, si hay algo que haces para tu proyecto emprendedor que tiene un impacto significativo a nivel económico en tu empresa, es algo que tienes que saber hacer, aunque se lo delegues a alguien, porque es la manera en que puedes mirar si la persona que lo está haciendo por ti está generando el resultado que tú esperas. Así que, emprender cuesta, sí, pero merece la pena. Merece la pena porque, dime si tener un trabajo no cuesta también, tienes que presentar proyectos, tienes que presentar informes, tienes que mostrar resultados, rendir cuentas, al final es lo mismo.

Necesitas cambiar tu enfoque, debes pensar en el resultado que tendrás por causa de tu esfuerzo, más que en el esfuerzo mismo que haces, lo que esperas tener es lo que te debe inspirar a emprender, porque déjame decirte algo, siempre estamos emprendiendo, incluso aunque trabajes por cuenta ajena y tengas un jefe, siempre tenemos que generar actitudes de emprendedor, es lo que se conoce hoy con el concepto de intraemprendedor, personas que trabajan en una empresa pero que tienen que demostrar dentro de su rol, que son las personas competentes para ese cargo, créeme que ningún empresario, ningún emprendedor, ninguna persona que sea dueña de un negocio, va a querer dentro de su plantilla a alguien que no sea lo suficientemente proactivo para llevar su cargo adelante. Entonces, olvídate que eso del emprendimiento no es para ti, es para todos, es el nuevo paradigma laboral en el que vivimos, en el que o te amoldas o simplemente sales. Es algo que tenemos que entender, porque si no nos metemos en la cabeza que el mundo ha cambiado, que el mercado laboral ha cambiado y que hoy tenemos unas nuevas condiciones, pues nos vamos a extinguir y recuerda que la clave es, o te distingues o te extingues. Mantén esos elementos de emprendimiento siempre a flote, aunque no haya una fórmula que nos diga, este o aquel es el momento indicado.

Hace poco me preguntaban en una cadena de radio española, ¿Fabián, pero esta idea de emprender no genera cierta burbuja emprendedora? Era la primera vez que escuchaba ese término y lo que pensé fue, “qué bueno que todas las burbujas fueran así, aunque sea una burbuja, creo que no hay otra salida para un país o una sociedad que quiere tener un cambio”, porque hay que empezar a generar cambios, en vez de exigirlos, creémoslos, nada mejor que tener ese espíritu emprendedor para empezar a tener cambios. Así que, bienvenidas las burbujas emprendedoras porque incluso si llegara a explotar esa burbuja, lo que nos quedará como resultado son personas que por lo menos tienen una perspectiva diferente de cómo afrontar las crisis.

¿Cuesta emprender? Claro que cuesta emprender, mira tus trabajos, lo que has hecho, yo tuve más de 10 trabajos en Londres antes de empezar nuestro proyecto emprendedor, limpiando oficinas, casas, haciendo sándwiches, vendiendo cerveza, limpiando máquinas de hacer pasta… pero siempre con una visión clara, sabiendo que era el precio que estaba pagando para tener el resultado que quería con mi proyecto emprendedor. No se nos van a caer los anillos chicos, no tiene que darnos vergüenza de dónde venimos, de hecho, eso hace parte de nuestro background, de nuestra experiencia, para hacer lo que hacemos hoy. Recoge esas experiencias pasadas, todo lo que has ganado que te ha costado ya, porque se trata de coger ese bagaje de cosas y ponerlas ahora al servicio de algo nuevo. Cuesta emprender sí, pero vale la pena. Y en este mundo de emprendimiento, es tan importante el camino que recorremos, como el resultado que queremos alcanzar con ello. Eso es lo que hace la diferencia entre una persona que simplemente monta un negocio y un emprendedor que realmente tiene marca.

emprendedor

emprendedor

emprendedor

emprendedor

emprendedor

emprendedor

emprendedor

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete y recibe ahora el curso MARCA PRO:

5P´s para convertirte en un profesional de influencia

También recibirás mis actualizaciones.

Revisa tu email (incluso tu bandeja de spam) para acceder a tu curso.